13 septiembre, 2019 Emarketers

El pago por uso en autovías y autopistas aumentaría la siniestralidad

Actualmente, el mantenimiento de las autovías tiene un coste de millones de euros, un desembolso que no es factible ante el aumento de kilómetros y la disminución de recursos públicos. Para el próximo año, el Gobierno prevé establecer el pago por uso de autovías y autopistas, que hasta la fecha, son gratuitas. Aunque el dinero recaudado se emplearía en financiar el mantenimiento de las vías y a equilibrar el impacto medioambiental de estas obras, igualmente se propuso realizar pagos por la utilización de autovías y autopistas. Como te imaginarás, la noticia no ha tenido una acogida muy calurosa.

En cualquier caso, la idea no es cobrar por el empleo de todas las autopistas y autovías, sino solamente por aquellas de mayor ocupación. Los precios variarán entre 0,03 y 0,15 euros por kilómetro y el sistema de pago se ajustará de acuerdo con el nivel de contaminación que emita el vehículo.

Consideraciones sobre la nueva medida del Gobierno

A continuación, te exponemos las consecuencias más lógicas del nuevo marco:

– La principal consecuencia de implementar esta medida es que aumentará la siniestralidad porque los conductores evitarán las vías más seguras. Esto se refiere a la probabilidad de que ocurra un incidente en un lugar específico de la carretera, involucrando a conductores y vehículos.

– Los chóferes profesionales buscarán alternativas para evitar pagar, por lo que el tráfico se desviará a carreteras secundarias que, ni que decir tiene, son más peligrosas, están peor mantenidas y albergan más riesgos de sufrir un accidente.

– Además, este pago por uso repercute de forma negativa en la exportación de mercancías por carretera, al verse afectado el valor final de los productos. Asimismo, traerá como resultado la afectación de las exportaciones porque aumentarán los costes de explotación de la actividad del transporte.

Consecuencias de la siniestralidad vial

En muchos países es la principal causa de muerte para los menores de 25 años. Además, tiene otros efectos adversos que debes conocer:

– Ocasionan diversos costes sociales, tanto en términos de pérdida de vidas como en forma de lesiones a las personas involucradas.

– Altos costes económicos para el Estado, las compañías aseguradoras y para las víctimas.

En resumen, primero se debería analizar y tener en cuenta una fórmula alternativa que permita la conservación y mantenimiento de las vías. Por otro lado, es vital que todos tomemos conciencia sobre la necesidad de respetar las leyes de tránsito y conducir con precaución, ya que un accidente puede suceder en diferentes situaciones y por causas muy distintas. Optar por la seguridad vial en lugar de por el afán recaudatorio reduciría los accidentes de tráfico. Finalmente, es también tarea de todos velar por el cuidado de nuestras autopistas y autovías para contribuir a evitar esta clase de medidas.