9 enero, 2018 Emarketers

El transporte y la logística entren los sectores donde más aumenta la contratación en las rebajas

Durante la campaña de rebajas de 2018, se firmarán 153.460 nuevos contratos en el sector del transporte y la logística, y en el del comercio, lo que supone un aumento del 13,9% respecto a 2016. Es el quinto año consecutivo en que se registra un crecimiento de dos dígitos, lo que ha dado como resultado la mejor cifra en estas contrataciones de la historia, según los datos de Randstad.

Tras un descenso muy pronunciado en 2009 con motivo de la crisis económica, correspondiente a un 51,4%, estas incorporaciones extra que se producen en los meses de enero y febrero han encadenado tres años de aumentos, y tras un ligero retroceso en 2013, no han parado de crecer.

El sector del comercio, junto al del transporte y logística, concentra la mayor parte de la contratación durante la campaña de rebajas. El aumento del consumo obliga tanto a comerciantes como a operadores logísticos y de transporte a ampliar sus plantillas de manera puntual para hacer frente al incremento de actividad.

Es evidente que el ‘boom‘ del e-commerce y su gran incidencia en el consumo ha modificado los hábitos de compra, lo que se está viendo cada vez más reflejado en el mercado laboral, ya que ha aumentado la necesidad de contratar empaquetadores, carretilleros, mozos de almacén o transportistas, entre otros.

La experiencia es uno de los elementos que más valoran las empresas a la hora de contratar a un candidato para estos empleos, ya que el objetivo es que se adapte rápidamente al puesto de trabajo para aportar el mayor valor añadido en el menor tiempo posible.

En los mismos términos, un estudio de Manpower sobre las previsiones de contratación para el primer trimestre muestra que los directivos de las empresas españolas de transporte y almacenamiento prevén una proyección de empleo del 2% en el sector.

Aunque los planes de contratación solamente se han reducido un 1% respecto a las previsiones del trimestre anterior, han descendido un 4% respecto a las del primer trimestre de 2017.