7 noviembre, 2018 Emarketers

Las claves del futuro de la logística

La tecnología avanza cada vez más rápido y las empresas no pueden quedar ajenas a dichas modificaciones, ya que corren el riesgo de perder terreno frente a la competencia, porque los usuarios aprecian que las empresas estén siempre a la última en tecnología.

La logística y el futuro

Lo cierto es que la tecnología no es el único factor que afecta directamente a las empresas de logística. Hay una serie de aspectos que la empresa tiene que tener presentes para afrontar los retos que vienen en el futuro, y no en un futuro muy a largo plazo.

El cliente como centro de todo

Debes entender que la nueva realidad es esta y que tenéis que adaptaros a ello. Este punto será clave para que consigas dar respuesta a todas las demandas que tiene el usuario para este tipo de servicios.

Gracias a la creciente cantidad de productos que se están adquiriendo de forma online, algo especialmente relevante en el mercado B2B, se está impulsando la necesidad de que las empresas de logística adopten soluciones omnicanal para este tipo de mercados.

También está creciendo la demanda de envíos especiales que son muy sensibles a los plazos de entrega, como es el caso de los alimentos o de los productos farmacéuticos, los cuales, además, necesitan una temperatura de almacenaje y transporte especiales.

Un aspecto importante en la innovación que debes plantearte es lo que se denomina “Vida Conectada”, haciendo referencia a la integración de todos los servicios de logística en los hogares.

La tecnología

En los próximos años, la tecnología será una pieza fundamental para optimizar la relación del rendimiento con el coste en tendencias que ya comienzan a ser relevantes, como son la Inteligencia Artificial y el Internet de las cosas. En este punto, será determinante el uso de redes inalámbricas de próxima generación, las cuales aumentarán el valor que se deriva de la conectividad durante el proceso de suministro.

Otra tendencia es el Blockchain. Sin embargo, todavía existen dudas al respecto, dado que su implantación en el trabajo diario de las empresas no está siendo sencillo.

Las personas

Son el núcleo y el corazón de toda la actividad logística. Lo que sí es cierto es que su rol, junto con la estructura laboral que representan, se irá modificando a medida que se produzca una estandarización de la robótica y de la automatización tanto del software como de los procesos.

Los perfiles profesionales que verás que se demandan cada vez más hacen referencia al entorno digital. Así mismo, la industria tendrá que crear determinados elementos para conseguir atraer y posteriormente retener a los millenials, así como para reconvertir a los empleados de más edad.

Para conseguir la reconversión de las personas que no son de la época digital es necesario que apuestes por la formación en esos nuevos entornos y que proporciones las herramientas precisas para que dicha formación sea efectiva.

Como ves, el futuro está lleno de posibilidades para la logística, pero también está lleno de retos que se deben ir superando para estar siempre al día en cuanto a la tecnología se refiere y no quedarse atrás.