7 diciembre, 2018 Emarketers

Logística y transporte para tu negocio online

Que el e-commerce se está convirtiendo en uno de los grandes negocios a nivel global es una realidad. Esto nos lo dicen las cifras que mueve, duplicándose e incluso triplicándose año a año. Los consumidores han perdido el miedo a las compras por Internet, gracias a la experiencia y al mayor conocimiento de los sistemas. Pero precisamente eso es un hándicap para aquellos que quieren vender online, ya que pueden comparar con otras empresas. Para que nos escojan a nosotros por encima de los demás debemos apostar por ofrecerles la mejor experiencia de usuario. El estado en el que llegan sus paquetes, el tiempo que tardan en recibirlos y la información que tienen durante el transporte ayuda a mejorarla.

Cómo elegir el transporte y la logística para tu e-commerce

A pesar de que cuidaste la selección de los productos que ibas a poner a la venta, estuviste pendiente del diseño de la web y te preocupas de que los contenidos y el tono estén enfocados al tipo del cliente al que quieres llegar, a todos nos cuesta muy poco tomar la decisión de cómo realizaremos los envíos. Y esto es una cuestión tan importante como todo lo demás, que va a influir en que nuestros clientes se conviertan en fieles a la marca.

Reducir los tiempos de entrega, facilitar al cliente la recepción de su compra o hacer más sencillo el proceso de devolución son cuestiones que debemos cuidar de manera especial.

Antes de elegir un operador un otro debes pensar en cuál quieres que sea tu modelo.

Logística centrada en el producto

Este es el modelo por el que apuestan los gigantes del comercio electrónico a nivel internacional. Amazon, Alibaba o eBay cuentan con grandes almacenes totalmente digitalizados, asegurándose la disponibilidad de los productos que ofertan.

Los pequeños e-commerce no disponen de esos medios, pero la cuestión está en amoldarse. Hay que realizar una muy buena gestión del stock para saber cuándo habrá que pedir los productos más demandados y así poder seguir vendiéndolos con total normalidad.

Una vez que el almacén está perfectamente organizado es preciso contactar con una operadora de transporte que facilite la distribución de los envíos. Si quieres acertar elige para esto a una compañía que cuente con herramientas informáticas para dar información sobre dónde está cada paquete en todo momento. De esta manera reducirás las incidencias (el cliente sabe cuándo llegará su paquete) y mejorarás la eficiencia de las entregas.

Logística centrada en el cliente

Ahora que ya tienes optimizado el almacén y el operador con el que vas a trabajar, es el momento de pensar en el tipo de entrega. Tendrás que centrarte en el empaquetado de los productos para que no se estropeen en el transporte o si es necesario que siempre sea un envío urgente por la naturaleza de los mismos (porque sean perecederos, por ejemplo).

Un empaquetado bonito también es una buena manera de impresionar a tus clientes de manera favorable.

Si quieres triunfar con tu tienda online deberás poner especial cuidado a la hora de elegir tu partner logístico.